Casa Nacional Nuevo derrumbe no afectó estabilidad de la presa