Casa Inicio A la cárcel de funcionarios públicos, Carlos Altahona