Casa Barranquilla Se agrava la situación de los líderes sociales