Casa Económicas Finanzas de Barranquilla, sanas pero comprometidas