Casa Inicio La Cordialidad, paralizada y despejada