Casa Barranquilla 300 uniformados de la Policía vigilan las calles